¿Es tan cómico que es triste, o es tan triste que es cómico?

rompamoslosgrilletes

pacto pp cs

Albert Rivera se desgañitaba en campaña bramando contra la corrupción y vociferando por una regeneración democrática. Su gran apuesta era un no, con mayúsculas, a facilitar el gobierno de un partido corrupto. Pero apenas unos días después de celebrados los comicios, ya “tonteaba” con el “partido corrupto” para conseguir la “gobernabilidad” de España. Toda aquella gallardía, todo aquel espectáculo de sacar músculo, se desinfló, de repente, para tratar de alcanzar un acuerdo, basándolo todo en el gran interés general. El interés, ¿de quién? Él, y su partido, como todos, es consciente de que sus votos no son suficientes y pretenden imprimir presión al Partido Socialista, según todos los analistas y los grandes medios de comunicación tratan de convencernos. Presión, ¿por qué? ¿Qué necesidad tiene el PSOE de resolver una ecuación en la que no es ni la equis ni la y?

Para más cúmulo de despropósitos y escarnio…

Ver la entrada original 368 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s